¿QUÉ SON LOS PSIQUES MERCADOLÓGICOS?

Vivimos en un mundo postindustrial, en el que nos rodeamos de publicidad 24/7 y recibimos una cifra aproximada de 3 mil a 20 mil imágenes al día, pero ¿te has preguntado cómo llega toda esta información a tu cerebro? ¿por qué eliges un producto en lugar de otro? o ¿por qué tu closet está lleno de los mismos colores?

Esto va más allá de tus gustos y preferencias. Todo se debe a un concepto llamado psiques mercadológicos: presente, pasado, futuro y funcionan como un ciclo.

Los psique futuro son disciplinados, se exigen a sí mismos, son espirituales, persiguen esa conexión entre cuerpo y mente, mindfullness, están siempre al tanto de los avances tecnológicos. Son los que llevan una tendencia al mercado, los que se arriesgan a probar productos o servicios antes que el resto, los primeros en adoptar una estética. Cuando los futuro hacen que un producto trascienda, entonces está listo para llegar al psique presente y masificarse.

Las personas de psique presente, viven el aquí y el ahora, saben adaptarse, son utilitarios: todo les sirve para algo, son creativos, sociables, prácticos; les gusta tener el control de las cosas. Cuando el producto llega a los presente, está listo para globalizarse y por tanto empieza a decaer.

A las personas de psique pasado, se les atrae por medio de valores, tienen hábitos muy bien sembrados y disfrutan de lo clásico, se preocupan por la jerarquía, el valor de las cosas; siguen costumbres y tradiciones, son ordenados, les cuesta adaptarse a las cosas nuevas o a los cambios. Los productos llegan a ellos de una forma muy procesada y se atreven a probarlos hasta que comprueban su efectividad a través de las masas. Cuando un producto llega a pasado, entonces muere.

Si como creativos, nos enfrentamos al mercado y a la industria de la moda con una base firme, desarrollando previamente un estudio que coloque nuestros productos en donde deben estar para ser vistos por quién los debe ver será mucho más fácil establecer ese diálogo marca-cliente.