MUSA: ARTE QUE SALVA ECOSISTEMAS

El uso de las Tres R: Reciclar, Reutilizar y Reducir se vuelve cada día un tema más común,  aunque también es cierto que los humanos parecemos más hambrientos e insaciables por explotar al planeta, poniendo en juego la estabilidad de éste. La actividad industrial en su día a día e incluso nuestros hábitos individuales terminan por dañar ecosistemas ¿pero, te has preguntado como implementar actividades que restablezcan los espacios naturales?

Jason deCaires Taylor lo hizo y creó una exposición que además de ser amigable con el ambiente, lo rehabilitará; es decir, para él no bastaba con regodearse por usar elementos de origen natural en sus obras, además y gracias a un arduo trabajo en conjunto con otras disciplinas, consiguió crear un museo que no sólo resguarda materia, sino que es capaz de beneficiar, evidenciar y combatir problemas ambientales.

El escultor londinense, inició con un aproximado de 65 esculturas, figuras hechas con cemento, libre de cualquier contenido tóxico y con un alto nivel de resistencia, que fueron colocadas bajo el agua. Y no, no están ahí sólo para lucir bonitas, su propósito (que ya está dando resultados) es reincorporar arrecifes de coral a esas zonas.

El aumento de la temperatura, agentes químicos y la propia basura han sido armas letales contra innumerables especies marinas. Se prevé que para el 2030, el 90% de los arrecifes (casas acuáticas) hayan desaparecido, de no tener la atención adecuada. Por suerte para todos, todavía contamos con mentes brillantes que no sólo se preocupan, se ocupan.

Al día de hoy, Jason deCaires ha logrado fundar dos Museos Subacuáticos de Arte (MUSA): uno en la costa oeste de Granada (Mar Caribe) y otro entre Cancún e Isla Mujeres. La textura y los materiales de las obras, ya han llamado la atención de las larvas marinas, quienes poco a poco han vuelto para rehabitar su morada.

Los turistas, por fin dejarán descansar las áreas protegidas, fijando su atención en esta interesante propuesta: esculturas de la gente, en sus actividades diarias, ahora revestidas con los sublimes colores de la naturaleza. Un concepto artístico, enteramente ecologista.