DADÁ, EL ARTE SIN LÍMITES

El pasado 8 de abril se inauguró la exposición de Hans Arp en el MAM (Museo de Arte Moderno) la cual dentro de formas irregulares, asimetrías, relieves y grabados, nos transporta al movimiento Dadá de 1916.

Arp, junto con otros artistas como Henri Matisse Tristan Tzara logran generar una atmósfera que cuestiona tanto al público actual como al de ese tiempo sobre lo que es el arte, ya que se presenta como una burla a las corrientes del momento rompiendo reglas y límites, exponiendo la obra sin dar una idea al espectador de donde partir,  por tanto es un arte que invita a pensar.

El Dadá presenta una ruptura de género que pretende eliminar la parte sentimental que nos exhorta a juzgar para ser objetivos y formar un criterio, la idea que se presenta es clara y lo principal es que tú decidas si te gusta o no. Todos estos principios se transmiten al espectador a través de la utilización de materiales poco comunes en escultura (como madera o yeso) además de jugar con colores que se anteponen a lo que era estéticamente correcto, así como el uso de técnicas como el collage donde los elementos se eligen por azar y dan como resultado una obra de arte.

Disfruta de las piezas de los grandes del Dadá, hasta el 16 de julio en el MAM.