AT THE EDGE OF THE SKIN

Crecer en la frontera nos incita a desarrollar la habilidad de pertenecer a dos mundos a la vez. Dejar sobresalir su propia voz al caminar por las tendencias de la moda exige una actitud lejos del binarismo anticuado-uniformado. Desde las calles de Tijuana donde desfilan varios pueblos y etnias tanto de México cómo de Centroamérica, nuestra modelo Andrea Flores heredó su gusto por combinaciones de materiales y formas a primera vista improvisadas. Es así que la versátil Andrea a.k.a. @honeybunny, à l’aise delante de la lente de esta editorial y/ o en las tomas de su cotidiano en Instagram cuando posa para su novio, se mueve libremente en un blazer de embroderie artesanal sobre un bustier de mezclilla reciclado y pantalones de vinil, o un vestido vintage setentero por las calles de Reforma de la cosmopolita CDMX, dónde reside actualmente. Nuestra modelo de apenas 19 años nos recuerda que a través del saborear la vida en la gran ciudad que insiste en transformarnos en anónimos, la moda puede ser una expresión de sueños en imágenes a flor de la piel.

Photographer / Ernesto Moralbaut

Coreography / Txt / Gabriel Brito N

Stylist / Paco Calderón

Model / Andrea Flores x New Icon Models

MUAH / Cony Hdz

Clothing / Jardín de Hallazgos / Nahual-Llamarada