PINTANDO SEGUNDAS VIDAS: REBECCA SZETO

A lo largo del tiempo, hemos sido testigos de homenajes para diversos artistas en sus diferentes ámbitos. Reconocer y gratificar el trabajo de terceros, es impulsar nuevas creaciones y a la vez mostrar humildad y respeto. ¿Pero quién agradece los resultados a sus herramientas de trabajo? Sin ellas, el producto no sería el mismo o simplemente, nunca se hubiera logrado… Rebecca Szeto hizo algo al respecto.

Proveniente de San Francisco; esta artista se declara amante de lo marginado y lo pasado por alto. Por ello, desechar su material creativo le pareció tristísimo y decidió jugar a hacer algo distinto… sus brochas con rostro, ahora son conocidas en diversas partes del mundo y resultan un adorno perfecto para los amantes del arte plástico. Ella elige rostros femeninos de cuadros famosos y los pinta sobre los mangos: los resultados son grandiosos, el tributo más idóneo para esas viejas aliadas de la pintura, desde todos los tiempos.

Su trabajo no termina ahí: la intervención poética fue también uno de sus proyectos, el cual era mucho más sencillo, pero no menos encantador. Consistía en colocar pequeños letreros en lugares públicos para causar reacciones distintas sobre el modo en que miramos. Szeto afirma, que existe una belleza oculta en todo, basta con detenernos y contemplar.

Como puedes ver, existen muchas iniciativas para rescatar lo olvidado, sólo basta con experimentar y dar segundas oportunidades a lo que creemos cotidiano.

Conoce más de las obras de Szeto, aquí.