MODA LIBRE DE EXPLOTACIÓN INFANTIL

Es cierto que actualmente las empresas Fast Fashion y Low Cost son una opción bastante aceptable para estar en tendencia y para adquirir prendas muy similares a las que las grandes firmas presentan en sus colecciones a un costo menor, esto puede ser un punto a favor aunque existe un gran debate en cuanto a todas estas marcas, ya que detrás de la moda accesible que ofrecen existen aspectos cuestionables. Por ejemplo, cuando las empresas contratan a las maquiladoras que producen su ropa en enormes cantidades, la mayoría de veces desconocen por completo la clase de personal que será contratado y por ende las condiciones de los trabajadores.

Uno de los casos más preocupantes es la explotación de niños, ellos son prácticamente necesarios para formar la cadena de suministro de la moda. Son menores que se encuentran viviendo en condiciones de pobreza extrema y que necesitan llevar dinero a casa y esto es el pretexto perfecto para emplearlo en condiciones de  esclavitud y darles un sueldo por debajo de lo justo.

En su mayoría la explotación infantil se da en lugares como India y Bangladesh (por mencionar algunos) y según la Organización Internacional del Trabajo, cerca de 168 millones de niños son víctimas de la industria textil. Afortunadamente hoy en día miles de personas dentro y fuera del mundo de la moda han comenzado a reflexionar sobre la creación de una industria ética.

La organización Neozelandesa Child Labor Free (sin fines de lucro), se dio a la tarea de crear un sistema de etiquetado que mediante una investigación busca certificar ropa como libre de trabajo infantil. Las marcas que se interesan en formar parte de esta causa, deben proporcionar información sobre aprovisionamiento, fabricación, componentes y desde luego toda la evidencia de que no utilizan mano de obra infantil.

Una vez revisada toda la información y realizado el trabajo, se autoriza a la marca interesada para coser en sus prendas la etiqueta con un corazón rojo que indica que su producción es libre de trabajo de los menores y por lo tanto se suma a la moda ética.

La próxima vez que estés por adquirir una prenda Low Cost, investiga si la firma cuenta con este sistema y únete a esta favorable causa.